27 03 2017 10:37:28 ‚ÄĘ Bienvenido a la √ļnica hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997

prox partido vs 12 VS CLS 2017 RIVAL rayados monterrey

A+ R A-

Ra√ļl Galicia (5)

america-equipo-casero

La actual directiva americanista a su llegada logr√≥ rescatar al equipo de los indignos √ļltimos lugares en los que se encontraba; consecuencia del p√©simo trabajo realizado. El buen trabajo de inmediato se vio reflejado con la vuelta a las posiciones de honor y con lo m√°s anhelado: ¬°T√≠tulos! A pesar de la dolorosa derrota en la final del Apertura 2013, las √Āguilas han vuelto a ser el equipo a vencer‚Ķ En casa.

América no ha respondido cuando de alternar dos competiciones se trata. Miguel Herrera fracasó en el intento de obtener la devaluada Copa MX hasta en dos ocasiones. Lo doloroso es haber quedado eliminado en la primera fase de una y perder la semifinal en casa ante el odiado rival Azul. Pero la factura se ha pagado caro cuando se trata de conquistar competiciones internacionales. El mismo Piojo no pudo meter al equipo en instancias libertadoras, situación que quizá se compense con la obtención del Clausura 2013, torneo en donde de haberse conseguido se hubiera tenido que alternar liga y Copa Libertadores.

Sin embargo, el ser habitual participante en la final del futbol mexicano le ha otorgado el honor de disputar de manera permanente la CONCACHAMPIONS, título regional del área en el que se encuentra nuestro país futbolísticamente. Y es ahí donde América no ha podido cumplir la meta de la internacionalización.

En plena crisis del balompié azteca, América quedó fuera de la justa en el mismo Azteca y ante un rival tico como lo es el Alajuelense. Eliminación que empeoró la crisis de resultados pues ante el fracaso en el hexagonal de CONCACAF ahora se sumaba esta derrota. Y con el plus de que justamente el América se había convertido en la base del tricolor que rescataría la calificación al mundial 2014.

Ahora para la edici√≥n correspondiente al 2015, las √Āguilas buscaron con todo resarcir la historia y alcanzar la meta llamada Mundial de Clubes. El Turco Mohamed le dio seriedad a la competici√≥n y logr√≥ calificar a la segunda etapa del torneo de manera f√°cil. Los rivales no opusieron mayor dificultad. Pero justo antes de arrancar la etapa de eliminaci√≥n de la CONCACHAMPIONS, el equipo sufri√≥ el cambi√≥ de direcci√≥n t√©cnica y la llegada de nuevos jugadores que auguraban un √©xito total en cualquier competici√≥n y de manera clara y escandalosa. El Saprissa fue la primer meta superada de forma inteligente y venciendo cualquier dificultad. Con personalidad se obtuvo la calificaci√≥n m√°s que con buen f√ļtbol.

Y es que América pasa por esa etapa de transición natural producto de la llegada del nuevo estratega Gustavo Matosas. No se tuvo tiempo de realizar una pretemporada adecuada, las nuevas contrataciones no se terminan de acoplar y las lesiones hacen mella permanente. Pero la exigencia es la misma. ¡El torneo Concacafkiano se tiene que conquistar como dé lugar!

La desgracia vino en el primer partido de la semifinal ante otro rival tico como lo es el Herediano. Una derrota contundente y por demás humillante y dolorosa. Porque se puede perder pero sin perder el estilo, la esencia azulcrema. Ante los de Heredia se cayó en lo ridículo y grotesco por todos lados. Y lo peor es perder la cabeza y terminar pateando, golpeando, agrediendo y provocando al rival. Este no tuvo más que aprovecharse de una de las peores versiones azulcremas en competencias internacionales y clavarles una ventaja casi decisiva.

Am√©rica no tuvo reacci√≥n en la cancha. Sus jugadores se perdieron ante las circunstancias y el DT no tuvo la capacidad de sacar avante la nave y llevarla a buen puerto. Pero lo m√°s preocupante es que ante los hechos, la directiva no tuviera la capacidad de reconocer los errores no solamente en lo futbol√≠stico sino en lo disciplinario que seguramente arrojar√° consecuencias negativas. Que un jugador pate√© en el rostro a un rival derrumbado debe ser condenable sin importar la camiseta que se traiga. Lamentablemente el presidente Pel√°ez trat√≥ de defender y de negar lo sucedido aunque no se descarta que pueda haber medidas internas fuertes y severas para todos los que participaron en esta verg√ľenza deportiva americanista. Deber√≠a de haberlas.

La causa no est√° perdida. Solo que ahora no importan las estrategias ni el estilo futbol√≠stico del T√©cnico. Tampoco qui√©n salte a la cancha y sea parte del 11 inicial. Am√©rica recurrir√° otra vez a su historia para dar una remontada fant√°stica a las que est√° acostumbrado. Tendr√° que hacer uso de su enorme afici√≥n que nunca lo abandona y que desde ¬°ya! atascar√° el Estadio Azteca con apoyo incesante de su hinchada m√°s fiel. Se apoyar√° en la garra y en pelear la bola como si en ello se fuera la vida. Eso es lo que tienen que hacer; es lo m√≠nimo que deben hacer para no fracasar nuevamente en el plano internacional que es la √ļnica asignatura pendiente de la actual directiva azulcrema.

¬°¬°¬°AM√ČRICA CREO EN TI Y EN TU GENTE!!!

Domingo, 22 Marzo 2015 18:16
Publicado en Ra√ļl Galicia
Escrito por
Leer m√°s ... 0

rulo-la-furia-del-capitan-alfredo-tena

Por Ra√ļl Galicia.

Llega el enfrentamiento entre Morelia y Am√©rica y no es un partido m√°s. En el banquillo pur√©pecha se encuentra ni m√°s ni menos que uno de los referentes de la historia azulcrema: Alfredo Tena Gardu√Īo, ¬°el Capit√°n Furia! Y como √≠cono y leyenda, Alfredo est√° autorizado para dar una opini√≥n de lo que la actual versi√≥n crema representa para √©l‚Ķ Y para muchos aficionados.

Para Tena este equipo no lo representa, a pesar de ser el Campeón. Con tanto jugador extranjero y la poca presencia de nacidos en fuerzas básicas se ha perdido esa identidad que el América posee históricamente. Hasta los colores han cambiado, no son los mismos. Pero no por ello deja de sentir esa pasión por la escuadra que lo vio nacer y a la que seguía desde chico. Aunque por encima de ese amor, la obligación del dt michoacano es ganar como sea y ante quién sea. Así se llame América el rival.

Seguramente un grueso sector de seguidores azulcremas no estar√°n de acuerdo con el ex camiseta n√ļmero 4. Tal vez pensar√°n igual que el actual presidente deportivo quien afirma que el verdadero americanismo es el que hace el p√ļblico, el hincha y esos versos del pasado no sirven. Es un hecho que desaprobar√°n este pensamiento y las palabras de Alfredo. Se olvidan que parte de ese americanismo que qued√≥ registrado en la historia lo escribi√≥ Tena desde la cancha y lo hizo ¬°A base de t√≠tulos¬° El Capit√°n Furia es el m√°s indicado para expresar en todo momento su sentir con respecto al paso de las √Āguilas.

Para los que no sepan qui√©n es Alfredo Tena dentro del americanismo podr√°n checar sus n√ļmeros y las estad√≠sticas de este defensa que lo ubican dentro de los mejores de la historia del f√ļtbol nacional. Pero la frialdad de las estad√≠sticas no es suficiente para describir lo que Tena es para el Americanismo.

Alfredo es el que siendo joven elemento de fuerzas básicas veía llegar a los campos de entrenamiento a las grandes figuras consagradas y corría para cargarles las maletas. Es quién desde siempre apoyó al equipo y tuvo como ídolos a gente de la talla de Zague y Arlindo. Tena es el jugador que por entrega y carácter se distinguió como el líder indiscutible de aquella generación de fuerzas básicas que tanto logró en el club. El capitán natural. Es el que no saludaba a Brailovsky cuando el Ruso recién llegó a Coapa pues estaba cansado de que tanto jugador extranjero sin nivel llegara al Nido. Es el que en plena final del siglo frente al némesis tapatío le pedía calma en el festejo del primer gol al Tucumano Bacas y después emprendía una carrera descomunal en la celebración del segundo gol conseguido de certero cabezazo. El gol más importante de su carrera y uno de los tres más significativos en el club.

En liguilla me vuelvo goleador, dec√≠a y era verdad. Es el m√°ximo defensa artillero azulcrema junto a Trejo, y posee la marca del gol m√°s largo conseguido en el Azteca, su casa. Para los que no lo conozcan se les puede decir que Alfredo siempre defendi√≥ a sus colores y compa√Īeros en todo momento. ¬°Y como fuera¬° √Čl solo enfrent√≥ a golpes a m√°s de cuatro rivales rojiblancos en aquellas √©picas batallas campales. Las patadas voladoras al pillo D√°valos son memorables e imborrables. En m√°s de una ocasi√≥n tuvo que ser controlado por sus propios compa√Īeros pues su car√°cter era ind√≥mito si de defender la casaca amarilla se trataba. Lo mismo pon√≠a en orden a un rival con un cabezazo que a alg√ļn compa√Īero que no corr√≠a al parejo de los dem√°s. Los √°rbitros lo respetaban y los rivales le tem√≠an. ‚ÄúEsta selecci√≥n huele mucho a Puma‚ÄĚ y decidi√≥ no participar en ella en pleno mundial en casa. La rivalidad era tremenda y Alfredo lo sab√≠a. ‚ÄúA nuestro Crist√≥bal la gente de ese Tri lo trat√≥ mal pues ni un minuto le dieron para jugar‚ÄĚ.

Siempre tuvo la visión táctica para ordenar al equipo desde dentro de la cancha. Tena decidió que Córdova lo sustituyera en plena final ante La Máquina ante la sorpresa de todos, incluso la del entrenador Jorge Vieira. Era ya un director técnico en ciernes. Y aunque su llegada como tal era natural al equipo de sus amores, no pudo consolidar su estancia con grandes resultados. Queda como recuerdo la actuación del América en la Copa Libertadores del 2000 con Alfredo al mando. Es sin pensarlo la más grande participación internacional del equipo.

¬ŅTodav√≠a existe duda alguna de lo que el Capit√°n Furia representa? Para √©l no exist√≠a la derrota y en aquella final de Copa M√©xico frente a U. de G. del 91 en el Azteca lo dej√≥ muy en claro cuando estando abajo del marcador subi√≥ a rematar un bal√≥n en el √°rea enemiga y se llev√≥ tremendo golpe en la cabeza que le ocasion√≥ una herida tremenda que a cualquier jugador hubiera mandado de inmediato al hospital. A cualquiera, no a Tena. El capit√°n se neg√≥ a salir del campo a pesar de tener la cabeza rota y el rostro cubierto en sangre. Ni los esfuerzos de sus compa√Īeros junto con el doctor de impedir su regreso al campo sirvieron para que Alfredo regresara a intentar empatar el marcador y evitar la derrota. El Estadio completo se entreg√≥ a su l√≠der y core√≥ con fuerza el nombre de ¬°TENA-TENA-TENA¬° para hacer el √ļltimo intento al frente.

Y por si no bastara lo ya relatado, cuando decidi√≥ irse del Club por las constantes lesiones lleg√≥ a los Tecos en d√≥nde se encontr√≥ a un viejo rival como lo era Alberto Guerra, ex dt de Chivas y U de G, ¬°Nada m√°s¬° Jug√≥ muy poco, casi nada. Pero esta etapa sirvi√≥ para convertirse en un auxiliar m√°s del entrenador potosino. Pero la prueba de profesionalismo de Tena lleg√≥ cuando Guerra fue contratado para dirigir otra vez al Reba√Īo y le extendi√≥ la invitaci√≥n a formar parte del cuerpo t√©cnico rojiblanco. Por supuesto que Alfredo desisti√≥ pues no era propio de su formaci√≥n. ‚ÄúNo lo hice por respeto a la afici√≥n americanista, pero sobre todo, por respeto a la afici√≥n del Guadalajara‚ÄĚ ¬°Ejemplar!

A pesar de que un presidente del club lo destituyó de manera poco correcta y de hasta poner en duda el mote de capitán furia, Tena no dejó de sentir ese amor por los colores.

Alfredo Tena es el dt y auxiliar azulcrema que en cada gol corr√≠a a festejar con los jugadores, como uno m√°s. Es el que se presentaba al estadio Azteca a presenciar los cotejos de fuerzas inferiores en donde actuaba su heredero Omar. Y al concluir el partido sal√≠a r√°pido de la tribuna para no incomodar al entrenador en turno del primer equipo. Es qui√©n los dem√°s compa√Īeros de su v√°stago reconoc√≠an como el l√≠der a pesar de no haberlo visto jugar. Es qui√©n dijo que la afici√≥n azulcrema era noble e incondicional pues aunque el equipo pasar√° por malos momentos, bastaba un buen resultado para regresar y colmar la tribuna en Santa √örsula. Es quien se baj√≥ del avi√≥n que lo llevar√≠a al mundial de Alemania como comentarista para en integrarse al cuerpo t√©cnico de su hermano Luis Fernando en el banquillo milloneta. M√°s tarde cuando su fraterno fue despedido, Alfredo dec√≠a ‚ÄúYo no me voy, me quedo. Es verdad que mi hermano me trajo pero ahora tengo otras funciones que no puedo dejar inconclusas‚ÄĚ. ¬°Y Tena se qued√≥ para re
estructurar las fuerzas b√°sicas que nada m√°s dieron cuatro t√≠tulos consecutivos y perfeccionaron a joyas como Dieguito Reyes y Ra√ļl Alonso Jim√©nez¬° Hasta que lleg√≥ la actual directiva que en vez de reinstalarlo en ese exitoso cargo trajo en su lugar a Jes√ļs Ram√≠rez qui√©n se encarg√≥ de sepultar lo ya logrado. Tal vez necesitaban escuchar a la mam√° de Ra√ļl Jim√©nez quien un d√≠a quer√≠a reclamarle al jefe de fuerzas b√°sicas el por qu√© su hijo no recib√≠a tantas oportunidades en el cuadro mayor. Al ingresar al Nido y al ver que ese responsable de su hijo era el mismo que aparec√≠a en todas las fotos del club cargando el trofeo de campe√≥n sinti√≥ pena y no dijo nada. Y menos cuando al reincorporarse como dt de las √Āguilas lo primero que Tena hizo fue debutar a Jim√©nez, sabedor de su capacidad. Tal vez Alfredo sepa un poco de eso pues en su historial aparece que √©l trajo a M√©xico a jugadores como Pony Ruiz y Mauro Camoranesi.

Pues este es en pocas palabras Alfredo Tena Gardu√Īo. Seguramente existen otros muchos pasajes que solamente conocen los m√°s cercanos. Pero con estos bastan para considerarlo no solamente como un referente en la historia americanista, sino como un autorizado para hablar del equipo en cualquier momento. Y despu√©s de ver que el gafete de capit√°n azulcrema cada vez m√°s lo puede portar quien sea, se hace necesaria la presencia de un l√≠der de su talla dentro y fuera del campo.
.

Hoy regresa a dirigir en M√©xico despu√©s de acompa√Īar a su gran amigo Javier Aguirre por tierras europeas. Seguramente traer√° ideas y conocimientos frescos. Tiene una ardua labor pues el equipo al que lleg√≥ se encuentra en terapia intensiva. Aunque ese es otro tema. Para los aficionados al Am√©rica siempre ser√° necesario escuchar lo que tenga que decir respecto al equipo; para eso sigue siendo EL CAPIT√ĄN FURIA.

S√°bado, 07 Febrero 2015 18:59
Publicado en Ra√ļl Galicia
Escrito por
Leer m√°s ... 0

portada-rulo-2

Apenas han transcurrido tres fechas del imberbe Clausura 2015 y ya comenzaron los cuestionamientos al desempe√Īo y los resultados de esta versi√≥n americanista. Apenas es normal pues al campe√≥n siempre se le exigir√° mucho m√°s que a los dem√°s participantes, especialmente si se considera que las √Āguilas son desde hace tres a√Īos el mejor en todos los sentidos y rubros dentro del futbol mexicano. La paciencia es lo primero que se pierde pero en esta ocasi√≥n no existen elementos para desconfiar, es cuesti√≥n de dejar que los causes tomen su nivel. Pero siempre hay temas y motivos para envolver en pol√©mica al Club Am√©rica y cr√©anme, es algo natural y que gusta.

MATOSISMO

La era Matosas comenz√≥ hace mucho; incluso antes de terminar el torneo anterior. Los refuerzos se cocinaron con anticipaci√≥n y solamente era momento para que el dt uruguayo se sentara en el banquillo y comenzara la transformaci√≥n de un Am√©rica agresivo, espectacular y arrasador, fiel al estilo de juego de Gustavo y digna de la prosapia azulcrema. Error. Al igual que sus antecesores, Matosas requiere de tiempo y de adaptaci√≥n en todos los sentidos. Por m√°s desempe√Īo √≥ptimo en cualquier otra escuadra, dirigir a Am√©rica no es igual. Y al parecer poco a poco el charr√ļa comienza a entender de qu√© trata esto pues el discurso mismo ha ido cambiando conforme pasan los d√≠as. De la misma forma se tendr√°n que adecuar los hombres en el campo, los movimientos y la estrategia, sin dejar de preponderar el f√ļtbol espectacular y, por encima de todo, los buenos resultados traducidos en victorias y puntos.

ORIBE Y LOS PENALES

Después de fallar su primer penal en México, en la fecha 2 de la temporada 88-89 ante los Tecolotes en Zapopan (el juego terminó 1-0 para el local) Antonio Carlos Santos declaraba que era preferible errar una pena máxima en los albores del torneo que hacerlo en la fase final y decisiva. Pero el Negro era un especialista. Lo sucedido en el juego contra Xolos más allá de poner a discusión la actitud de Oribe Peralta (la cuál sí debe ser observada a detalle pues parece no estar del todo concentrado y animado) es una llamada a tiempo para que desde el banquillo se nombre de inmediato al cobrador oficial de penaltis. Y que el castigador sea el más eficiente, el más certero. No siempre tiene que ser la figura mediática ni el centro delantero. Un plantel como el actual deberá tener a más de un jugador que lo pueda hacer.

LOS FIELES AZULCREMAS

Ante el conjuro de la visita del m√°s distinguido jugador americanista de los m√°s recientes 20 a√Īos, la afici√≥n se volc√≥ a las tribunas de Santa √örsula para alentar al campe√≥n y, para de manera espontanea, vitorear a su √≠dolo y brindarle ese homenaje negado por la directiva. Hasta ah√≠ todo bien. Pero, ¬Ņqu√© fall√≥? No, no fue la afici√≥n al rendirse a los pies del 10 visitante al cantar su nombre y corear los oles cada que tocaba el esf√©rico. No. Lo que fall√≥ fue el equipo local al ser incapaz de da√Īar y superar al d√©bil invitado. Fallas, imprecisiones y escasa actitud de ciertos elementos propiciaron que Am√©rica se fuera en cero y con demasiados cuestionamientos. Y ante tanta circunstancia, pues el p√ļblico que acudi√≥ a divertirse termin√≥ haci√©ndolo de la mejor forma: Alabando a CUAUHT√ČMOC BLANCO. Podr√° parecer exagerado; algunos lo considerar√°n inapropiado. Sin embargo, no existen par√°metros ni lineamientos que deban ser cumplidos por parte de la gente al asistir al Azteca. El apoyo es incondicional y as√≠ ha sido demostrado, ya sea fecha 1 o en la liguilla. Ya anteriormente se reprob√≥ el sonoro abucheo hac√≠a un ex jugador como Mosquera pero volvemos a los mismo, ¬Ņqui√©n decide c√≥mo debe comportarse un aficionado? Las expresiones de cari√Īo y repudio son espontaneas y, en casi en su mayor√≠a, bien ganadas por parte del jugador en cuesti√≥n. As√≠ que no hay que preocuparse tanto. ¬°La hinchada seguir√° presente en cada juego sin falta! Y el Cuauh seguir√° siendo aclamado por los americanistas en cada momento que se le nombre.

Este Clausura 2015 apenas comenzó y traerá mucha tela de donde cortar. Pero lo más importante es que el equipo ¡carbure ya! Y que los puntos se reflejen en la cosecha de cada semana. Es el objetivo. Lo demás es lo de menos.

Miércoles, 04 Febrero 2015 12:26
Publicado en Ra√ļl Galicia
Escrito por
Leer m√°s ... 0

suplentes-que-jugaron-finales

Por Ra√ļl Galicia.

Reci√©n se reincorpor√≥ al equipo el camiseta 22, Paul Aguilar y menciona que no quiere hablar del pasado. Ya no desea recordar el episodio con el entonces DT, el ‚ÄėTurco‚Äô Mohamed que le impidi√≥ actuar en la mayor parte de la liguilla y alzar el trofeo de campe√≥n junto al resto del equipo. Una decisi√≥n arriesgada que dio frutos pues en la figura de Ventura Alvarado se encontr√≥ al sustituto perfecto para esos partidos. Y fue el adecuado por el simple hecho de que se cumpli√≥ el objetivo: el t√≠tulo. Sin embargo, no es la primera vez en su historia que el Am√©rica se sobrepone a ausencias en los partidos decisivos y en la misma final. En los √ļltimos nueve t√≠tulos las √Āguilas han tenido que librar la falta de jugadores importantes y en algunos casos, de manera casi hist√≥rica han salido avante con jugadores que ni siquiera pasaba por la mente que actuar√≠an con el primer cuadro; mucho menos que ser√≠an piezas claves para la consecuci√≥n del campeonato en turno. Aqu√≠ el recuento:

- En la final del siglo del campeonato 83-84 Carlos Reinoso decidi√≥ mandar de arranque en el partido decisivo del 10 de junio a Gustavo Pedro Echaniz para que hiciera pareja en la delantera con Carlos Hermosillo. Y dej√≥ a Eduardo Bacas en la banca. Las cosas se complicaron para los azulcremas con la expulsi√≥n de Armando Manzo en la primera mitad. Ante la poca aportaci√≥n de la ‚ÄėMufa‚Äô, el ‚ÄėMaetro‚Äô mand√≥ al campo al ‚ÄėTucumano‚Äô qui√©n junto a Brailovsky tom√≥ el control de la media cancha adem√°s de marcar el primer gol del partido. ¬°El camiseta 10 abri√≥ el camino para el m√°s grande t√≠tulo de la historia!

- El Zurdo Miguel √Āngel L√≥pez cubri√≥ la salida de Reinoso en pleno campeonato del 84-85. Dispuso un cuadro y un esquema m√°s conservador y pr√°ctico, con elementos letales. El plantel estaba conformado por los jugadores hist√≥ricos americanistas que ganaron todo. Pero a finales del torneo el dt argentino incrust√≥ en la alineaci√≥n de manera sorpresiva al novel jugador surgido de fuerzas b√°sicas, Alex Dom√≠nguez, mediocampista diestro de toque fino y de gran din√°mica para defender y atacar. En la liguilla de aquel campeonato el playera 14 fue inamovible del cuadro y alcanz√≥ junto con el resto de compa√Īeros el Bicampeonato. Dom√≠nguez fue pieza clave no en la final, sino en la etapa de cuartos de final al marcar los tres goles que eliminaron al Guadalajara. Esta gran irrupci√≥n en el f√ļtbol por parte de Alex le gan√≥ un lugar en la selecci√≥n mundialista del 86. Pero a pesar de la gran proyecci√≥n, Alejandro Dom√≠nguez nunca consolidarse de manera total en la escuadra milloneta. Jam√°s alcanz√≥ una titularidad total a pesar de jugar bastantes a√Īos en Coapa. Al final sali√≥ del club y se perdi√≥ en la primera divisi√≥n‚Ķ

- El torneo PRODE 85 (Pron√≥sticos Deportivos) fue un torneo corto que se jug√≥ en sustituci√≥n de la liga. Los equipos mexicanos cedieron a sus elementos nacionales al equipo tricolor que se preparaba para el mundial en casa. Y Am√©rica era junto con Pumas el que m√°s jugadores aportaba con seis. Media base del equipo estuvo ausente. En esta mini competici√≥n las √Āguilas presentaron cinco ausencias ya que Crist√≥bal fue llamado hasta despu√©s. Para la liguilla apenas reapareci√≥ Tena despu√©s de una lesi√≥n pero la peor noticia lleg√≥ en la etapa de semifinales. El terremoto que azot√≥ la ciudad hizo que el astro Daniel Alberto Brailovsky abandonara el pa√≠s junto con su familia. Para la final contra el Tampico Madero, Am√©rica enfrentaba la vuelta con una desventaja de tres goles y sin el ‚ÄėRuso‚Äô. Y ah√≠ apareci√≥ un desconocido delantero de fuerzas b√°sicas, un tal Efra√≠n ‚ÄėFanny‚Äô Mungu√≠a que con su n√ļmero 17 aquel medio d√≠a hizo lo que quiso con Sergio de los Cobos, Da Silva, Rergis y Pilar Reyes con sus gambetas y sus piques. Am√©rica remont√≥ y la figura fue el ‚ÄėFanny‚Äô al provocar dos penales. Pero a pesar de este gran momento, Mungu√≠a tampoco pudo hacerse de un lugar como titular en los siguientes seis a√Īos que continu√≥ siendo el eterno suplente del equipo. A√ļn tuvo otro momento de gloria, ef√≠mero tambi√©n. Lo √ļnico rescatable de su carrera.

- El m√°ximo goleador en el club, Zaguinho no pudo cumplir el sue√Īo de actuar en su primera final en M√©xico en el 87-88. En la ida de la final contra Pumas recibi√≥ su segunda tarjeta amarilla acumulable que le imped√≠a jugar la vuelta en el Azteca. Desolaci√≥n y tristeza para el hijo del Bahiano y para toda la afici√≥n. Su lugar en el campo lo tom√≥ el charr√ļa Miguel Robinson Hern√°ndez qui√©n tuvo una participaci√≥n acorde a su primer torneo en pa√≠s: ¬°Totalmente gris! Para colmo, Lucho Flores anot√≥ otro gol y puso en predicamento al equipo de Vieira. Este, con sabidur√≠a, dej√≥ boquiabiertos a propios y extra√Īos cuando para la segunda mitad mand√≥ a la banca a Hermosillo y opt√≥ por el mism√≠simo Fanny Mungu√≠a, qui√©n ya portaba el 15 en la espalda. Se buscaba que el chaparrito delantero reviviera aquel cap√≠tulo en la final contra la Jaiba Brava. Era una inc√≥gnita, las √Āguilas prescind√≠an de su pareja goleadora Zague-Hermosillo y sin ellos buscaba remontar una diferencia de dos goles. El poder√≠o Azulcrema lleg√≥ de los pies de los mediocampistas Farf√°n, Camacho y Santos para lograr la remontada y alzar la corona. Y el Fanny cumpli√≥ pues con sus caracoleos volvi√≥ locos a Serv√≠n, Nava y a Miguelito Espa√Īa qui√©n no tuvo m√°s remedio que faulearlo en el √°rea para el penal inobjetable. Con esta actuaci√≥n se cerr√≥ la historia de Efra√≠n Mungu√≠a pues nunca tuvo actuaciones similares a las de aquellas final√≠simas.

- La mayor muestra de imponderables en la final se suscit√≥ en la del 16 de julio del 89 frente al Cruz Azul. Las √Āguilas muy temprano ampliaron la ventaja en el marcador global y se alistaban para contener el vendaval azul. Pero vino el momento en donde se encendieron los focos rojos pues en un choque con Narciso Cuevas, El Capit√°n Furia Alfredo Tena qued√≥ tendido en el pasto e hizo la se√Īa de que no pod√≠a m√°s. La lesi√≥n sufrida en febrero en un juego de la selecci√≥n reapareci√≥ inoportunamente. Jorge Vieira con rapidez orden√≥ el ingreso de Carlos de los Cobos pero desde la cancha Tena dio un rotundo ¬°No! a este movimiento. Alfredo pidi√≥ de manera tajante que el que lo sustituyera fuera el entonces desconocido Jes√ļs Eduardo C√≥rdova con la camiseta 22, un novato que apenas hab√≠a tenido minutos en la liga despu√©s de aparecer al inicio en la Copa pues era una obligaci√≥n debutar a dos jugadores por equipo. Mientras ven√≠a la discusi√≥n por el cambio lleg√≥ el primer gol celeste ante un Tena diezmado. C√≥rdova finalmente entr√≥ y se posicion√≥ con su nula experiencia en la media cancha junto a Crist√≥bal para tirar a la defensa central a Alex Dom√≠nguez quien tambi√©n de manera sorpresiva hab√≠a iniciado el encuentro final en lugar de Adri√°n Camacho. El aparato defensivo americanista recibi√≥ un segundo gol a bal√≥n parado y a partir de ah√≠ comenz√≥ a contener a la artiller√≠a cementera durante todo el resto del partido, hasta que casi al final vino la descolgada celestial de Santos que concluy√≥ en el disparo de fuera del √°rea del entonces capit√°n azulcrema, Carlos Hermosillo para vencer a Pablo Larios y amarrar el t√≠tulo‚Ķ ¬°La locura en el Azteca! Jes√ļs Eduardo C√≥rdova cumpli√≥ como los grandes, sin achicarse. Pero a pesar de esa gran muestra de personalidad, de la confianza de Alfredo Tena y de portar el n√ļmero 8 posteriormente, el de Coatzacoalcos nunca pudo consolidarse como figura ni como titular de la instituci√≥n en los restantes cuatro a√Īos en los que permaneci√≥ en el Club.

- En Verano 2002 Am√©rica reapareci√≥ en una final de liga despu√©s de 11 largos a√Īos. La necesidad del t√≠tulo era enorme. Y las vicisitudes no se hicieron esperar. El motor del equipo, el colombiano Franky Oviedo se perdi√≥ casi la temporada completa por una lesi√≥n en el tend√≥n. Adem√°s era a√Īo mundialista y la convocatoria del ‚ÄėVasco‚Äô Aguirre arrebat√≥ a Luis Hern√°ndez y a Germ√°n villa de la escuadra de Lapuente para ser llevados a reforzar la banca en Corea-Jap√≥n. Y le sumamos que exist√≠a doble competencia pues el paso en la Copa Libertadores era excelente. En plena liguilla Am√©rica se tuvo que partir en dos equipos para poder cumplir con √©xito ambas competencias. El plantel era basto pero se incrustaron jugadores que jam√°s se pens√≥ que pod√≠an llegar a jugar en Coapa y menos ser piezas importantes en la consecuci√≥n de un campeonato anhelado por 13 a√Īos. Nombres como Jes√ļs L√≥pez Meneses, Manuel el ‚ÄėP√°jaro R√≠os‚Äô y el debutante Carlitos S√°nchez sirvieron para lograr dicha haza√Īa en ambas competencias. Y aunque en la final contra el Necaxa pesaron los nombres de figuras como Zamorano, Adolfo R√≠os y ‚ÄėMisionero‚Äô Castillo, estos elementos se multiplicaron para remontar la desventaja de la ida. Incluso, hombres como Duilio Davino y Pavel Pardo dejaron su lugar en campo debido a sendas lesiones. ¬°M√°s dificultades no se pudieron haber presentado aquel d√≠a!

Con la vuelta del Am√©rica en la cima futbolera el cuadro se reforz√≥ y los primeros jugadores en salir fueron precisamente Chucho L√≥pez Meneses y el P√°jaro R√≠os. Cierto, no ten√≠an cabida pero la misi√≥n ¬°la cumplieron con creces! Caso contrario de Carlos S√°nchez quien se mantuvo en la instituci√≥n hasta que fue mandado a reforzar al San Luis en donde permaneci√≥ varios a√Īos hasta que en un caso de emergencia, el dt Juan Antonio Luna lo llam√≥ nuevamente a las √Āguilas a cumplir con un extraordinario papel individual en la fase final de la Libertadores del 2008. Lamentablemente cuando parec√≠a afianzarse de nuevo en Coapa, una ma√Īana cay√≥ al c√©sped de los campos de entrenamiento para jam√°s volver a pisar un campo de f√ļtbol.

- Con Mario Carrillo de vuelta, el Am√©rica logr√≥ un gran torneo en el Clausura 2005. Lleg√≥ a las semifinales con el envidiable r√©cord de una sola derrota en todo el torneo y sin ning√ļn jugador expulsado. Pero ante la M√°quina de Rub√©n Omar Romano vinieron las dificultades. Kleber se salv√≥ de la tarjeta roja por agredir a Lussenhoff pero no se escap√≥ de que la c√°mara lo captara. Se gan√≥ una sanci√≥n de tres partidos y para el brasile√Īo el torneo se hab√≠a acabado. Para colmo, Oscar el ‚ÄėKev√≠n‚Äô Rojas se gan√≥ la segunda amarilla en el encuentro y se fue a las regaderas dejando a las √Āguilas con diez hombres pero con la victoria de 3-1. Para la vuelta entraron al quite jugadores como Aar√≥n Padilla y Francisco Torres. El primero de cuestionada llegada a Coapa pero con buen accionar entrando de cambio. Y Paco segu√≠a siendo la eterna promesa americanista que no se consolidaba. Ambos respondieron con goles y con gran accionar en el campo. Para la final reapareci√≥ el ‚ÄėKevin‚Äô pero con tan mala suerte que sufri√≥ una lesi√≥n que le hizo salir del campo en la ida y perderse la vuelta contra Tecos. Ya en la final√≠sima, el ‚ÄėGansito‚Äô despunt√≥ con dos grandes goles y Paco Torres fue una v√≠a incansable por la banda izquierda para lograr la goleada azulcrema, la victoria y el campeonato. Despu√©s ambos jugadores volvieron a su lugar habitual, la banca para en poco tiempo salir de la instituci√≥n sin remedio.

- En la liguilla del 2013 justamente en la ida de los Cuartos de Final, la joya azulcrema Diego Reyes jugaba sus √ļltimos partidos como azulcrema pues ya hab√≠a sido vendido al Porto. En una jugada defensiva, Dieguito sali√≥ lastimado del tobillo por lo que tuvo que dejar su lugar en el campo. Miguel Herrera hizo alarde de lo bien que pod√≠a mover sus piezas y mand√≥ a Adri√°n Aldrete a la central en lugar de DR13 y en la lateral meti√≥ ni m√°s ni menos que al cuestionado por la afici√≥n, el entonces innecesario Miguel Lay√ļn. El camiseta 19 se mantuvo de titular en los siguientes partidos pues a pesar de la vuelta de Reyes, ahora era Aldrete qui√©n sal√≠a del campo. En la ida de la final reapareci√≥ la vieja versi√≥n de Lay√ļn al perder la marca del ‚ÄėChaco‚Äô Gim√©nez en el gol cementero. Par la final de vuelta el Piojo opt√≥ por la alineaci√≥n defensiva natural y dej√≥ al 19 en la banca de nuevo. Pero el infortunio de la expulsi√≥n de Molina hizo que Herrera replanteara su alineaci√≥n y ante la sorpresa general mand√≥ a Lay√ļn al campo en lugar de Diego Reyes. El culpable de todos los males jug√≥ con intensidad al igual que el resto del plantel en la cancha. Ninguno desenton√≥ y entre todos lograron la haza√Īa de mandar el partido a penales cuando ya todo estaba perdido. Y como parte de la cereza del pastel milagroso americanista correspondi√≥ a Miguel Lay√ļn ejecutar el cuarto penal que se convirti√≥ en el definitivo para conquistar un nuevo t√≠tulo. A√ļn y con el resbal√≥n al momento del cobro que torn√≥ m√°s dram√°tico el momento.

Pero a diferencia de los dem√°s jugadores que se han mencionado, Lay√ļn no se perdi√≥ posteriormente en la ignominia, ¬°al contrario! A partir de aquella noche se gan√≥ el respeto de la afici√≥n, el cari√Īo casi total e incluso se hizo indispensable en el equipo. Lleg√≥ a jugar un mundial de buena manera, port√≥ la capitan√≠a azulcrema, jug√≥ otras posiciones ¬°y hasta se volvi√≥ goleador del equipo! Ahora parti√≥ como campe√≥n nuevamente a otra aventura a Europa, aunque con no muy buenos augurios‚Ķ

Ahora toca esperar si ventura Alvarado puede llegar a consolidarse con el equipo americanista, cosa que se ve muy dif√≠cil pues Paul Aguilar est√° de vuelta. Sin embargo, Ventura quedar√° en el anecdotario como otro de los nombres de jugadores que aparecieron de repente en una final con las √Āguilas y que lograron enorme papel para conseguir el t√≠tulo. Aunque la mayor√≠a de estos Azulcremas despu√©s se perdieron en la banca y en la memoria de la afici√≥n.

 

Viernes, 16 Enero 2015 18:42
Publicado en Ra√ļl Galicia
Escrito por
Leer m√°s ... 0

america-72-73-loco-valdez-realidad-americanista

Por Ra√ļl Galica.

Es la pregunta obligada cada que el equipo azulcrema alcanza la cima del f√ļtbol nacional. Y la respuesta tiene varias explicaciones: Por el uniforme, por sus jugadores; Por tradici√≥n familiar, por herencia paterna, por las haza√Īas hist√≥ricas, por sus triunfos y los t√≠tulos‚Ķ ¬°Por la mascota! Para cada americanista existen razones distintas entre s√≠ para amar a estos colores. La m√≠a no es tan diferente a la de los dem√°s. Tuve la fortuna de que mis padres eligieran sabiamente la √©poca en la que yo vendr√≠a al mundo. Mis primeros a√Īos coincidieron con la etapa m√°s exitosa de la historia, la d√©cada de los a√Īos ochenta. Viv√≠ d√≠a a d√≠a los grandes partidos de aquella escuadra que lo gan√≥ todo y qu√© marc√≥ la vida de quienes participaron en la cancha. Tuve una ni√Īez feliz gracias en gran medida a la pasi√≥n que este equipo despert√≥ en m√≠ desde el primer juego que disfrut√© a conciencia, aquel 0-5 ante el Cruz Azul en el 82. Desde entonces no he podido dejar de ser un cautivo y apasionado seguidor del Am√©rica.

Pero fue hasta mediados de los a√Īos 90‚Äôs en los que vinieron cuestionamientos serios sobre el delirio amarillo que me aprisionaba. A mis compa√Īeros de la Universidad no les parec√≠a congruente el tener la sangre azul y la piel dorada pero al mismo tiempo llevar en el pecho los colores de mi equipo. Algo estaba mal en m√≠, dec√≠an. Algunos de ellos (que en su mayor√≠a eran Pumas; o Chivas que ser√≠an Pumas o Pumas que fueron Chivas) encontraron una teor√≠a ante la cual no tuve respuesta. ‚ÄúT√ļ fuiste educado por Televisa. ¬°T√ļ le vas al Am√©rica gracias a Chespirito, a Chabelo y al Loco Vald√©s!‚ÄĚ De verdad no pude contestar‚Ķ

Y es que de peque√Īo fui junto a mi familia al estreno en el cine de la cinta El Chanfle 2. Los domingos no me perd√≠a al eterno ni√Īo de los shorts que antes de finalizar su programa gritaba a todo micr√≥fono ¬°¬°¬°Arriba el Am√©rica, Cuates!!! Ese grito significaba en mi casa que era la hora de ir por el desayuno para llegar a mirar el juego de las √Āguilas; Que era la hora de irnos a casa de la abuela para reunirnos con los t√≠os a observar al conjunto milloneta o simplemente que llegaba el momento de partir con rumbo al Coloso de Santa √örsula‚Ķ Pero en especial el nombre de Manuel el Loco Vald√©s resultaba el delirio y el √©xtasis azulcrema en su totalidad. Admirador de sus hermanos Don Ram√≥n y el gran Germ√°n Genaro Cipriano G√≥mez-Vald√©s Castillo mejor conocido como Tin T√°n, siempre tuve fascinaci√≥n por el gran Loco. Desde las pel√≠culas en donde era un fantasma en blanco y negro con canciones y bailes de epopeya; con la voz sensacional en sus discos de rock y a go-go. En las pel√≠culas de Walt Disney con el cuerpo de un oso bailador. Con las emisiones diarias durante esos a√Īos de los programas nocturnos en donde el Loco demostraba y marcaba la pauta para futuras generaciones de lo que era la espontaneidad frente a un micr√≥fono. En aquellas veladas Don Manuel fue c√≥mplice incondicional del Am√©rica y no dud√≥ en presentar en sus shows de la pantalla chica a las estrellas de la cancha, los jugadores, para hacerlos re√≠r y bailar. Cobr√≥ apuestas humillantes al odiado rival y hasta reinvent√≥ el tema de las √Āguilas cuando los ni√Īos espa√Īoles del grupo Parchis le dieron como regalo una versi√≥n de nuestro himno deportivo. Si, lo tuve que aceptar. El Loco Vald√©s fue un responsable directo de mi delirio americanista. Y como no si en aquella primera tarde del resto de mi vida lo vi en un comercial de la cerveza de moda, la Carta Blanca, justo en el medio tiempo de ese Cruz Azul ‚Äď Am√©rica, bailando y cantando feliz a ritmo de can-can una estrofa hilarante que dec√≠a ¬°TODOS QUEREMOS AL LOCO, EL LOCO ES UN ENCANTO, EL LOCO ES UN PRIMOR, LARALALALALAAA!


Insisto, era verdad. El Loco Vald√©s era parte importante de aquel Am√©rica que me toc√≥ vivir. Con gran emoci√≥n conserv√≥ la foto del plantel de la temporada 84-85 todav√≠a con Reinoso al frente, firmada y dedicada por ‚Äúel ombligo del mundo, el Loco Vald√©s‚ÄĚ

El tiempo pas√≥ y el Loco se volvi√≥ referencia √ļnicamente de las viejas generaciones de americanistas pues su ausencia en las pantallas fue larga y prolongada. Fue hasta que por fin el equipo logr√≥ reconquistar el firmamento futbol√≠stico y alzarse nuevamente con un t√≠tulo, el ansiado del 2002, en que volvimos a saber del Don Manuel. Y fue grandioso porque durante el partido ante el Necaxa, el Loco Vald√©s reapareci√≥ ante los ojos de la tv al dar de brincos y organizar porras en el palco m√°s importante del Azteca, junto al due√Īo del equipo. Ah√≠ ten√≠a que estar, no pod√≠a faltar a la fiesta azulcrema. La apoteosis lleg√≥ cuando al caer el gol de oro de la victoria, entre los cientos de personajes que celebraban en la cancha, las pantallas gigantes del coloso descubrieron al gran Loco que trababa de ser coherente y responder una ser√≠a entrevista televisiva. Cosa imposible. De pronto, la risa y felicidad se torn√≥ en nostalgia y llanto pues la afici√≥n amarilla comenz√≥ a cantarle al Loco, empez√≥ un peque√Īo y espontaneo homenaje al gran personaje. Don Manuel no pudo evitarlo y llor√≥ por unos segundos, igual que muchos de nosotros los aficionados‚Ķ

Aquella escena qued√≥ de manera perpet√ļa en mi coraz√≥n sin saber los verdaderos alcances de aquel momento. Fue hasta que en una de tantas tardes futboleras en la AM de la radio, el enorme Jorge Che Ventura, con el grand√≠simo √Āngel Fern√°ndez como testigo, hizo lo que mejor sabe hacer: contar historias de futbol y con ellas transportar a la audiencia a otros mundos, a otras √©pocas, a galaxias lejanas. Y la historia de aquel d√≠a fue la explicaci√≥n a aquella verbena del 26 de mayo del 02 entre el Loco Vald√©s y el Am√©rica. Fue pieza faltante en mi americanismo.

Cuenta Don Jorge que a finales de la d√©cada de los a√Īos 50‚Äôs, los a√Īos de romanticismo en M√©xico, la radio compet√≠a ferozmente con el nuevo invento llamado televisi√≥n por ser los √ļnicos medios de entretenimiento para reunir a la familia mexicana en sus hogares. La familia Azc√°rraga era la poseedora de las estaciones radiof√≥nicas y los canales televisivos m√°s importantes en el pa√≠s. Pero buscaban a√ļn m√°s. Con ese ojo visionario presagiaron que el futbol estaba por convertirse en el deporte y espect√°culo m√°s importante en el mundo. Y habr√≠a que formar parte de √©l. Hay que traer un Mundial de futbol a M√©xico, pero necesitamos tener un estadio digno para tal evento. Y claro, un equipo propio. Esa tarea recay√≥ en Emilio Azc√°rraga Milmo, heredero y joven ejecutivo de la naciente Televisa. Aunque hab√≠a un problema dicho por √©l mismo: ‚ÄúYo no s√© nada de futbol‚ÄĚ

Asegura el Che que el Tigre se reun√≠a con sus amigos en exclusivos clubes deportivos para jugar futbol y al mismo tiempo discutir sobre la elecci√≥n y la decisi√≥n que le hab√≠an encomendado. Todos los presentes eran empresarios y sab√≠an casi lo mismo del deporte de las patadas: muy poco. Se escuchaban ideas sobre comprar al Zacatepec, al Le√≥n o al Toluca. Se discut√≠a sobre revivir a los equipos espa√Īoles desaparecidos o incluso, generar un nuevo club con algo que identificara a parte de la afici√≥n mexicana. Todos los presentes vest√≠an ropa deportiva de marca, de calidad, adecuada para dicho momento futbolero. Pero de entre todos sobresal√≠a un joven espigado y √°gil jugador. Era un actor incipiente y amigo del joven Azc√°rraga que corr√≠a y corr√≠a tras el bal√≥n sin cansancio. Hac√≠a piruetas y barullos para dominar la esf√©rica. Era el √ļnico que portaba unos zapatos de futbol junto con una aut√©ntica camiseta oficial de juego. Era una desgastada playera del club Am√©rica‚Ķ Raz√≥n de m√°s para ser blanco de la burla y la risa pues el Am√©rica era un equipo de poca monta en el futbol nacional y que incluso estuvo a punto de desaparecer por los fracaso deportivos y la falta de apoyo econ√≥mico. Sin embargo, sus aficionados eran muy leales y fieles, como lo era este histri√≥nico al cual su comportamiento en la pantalla le hizo ganarse el sobrenombre art√≠stico del LOCO, LOCO VALD√ČS‚Ķ

Y el Loco Vald√©s, fiel a su atrevida personalidad, no dud√≥ en hacerle una s√ļplica impensable al Tigre: ¬°EMILIO, COMPRA AL AM√ČRICA! ¬°EMILITO, COMPRA AL AM√ČRICA! POR FAVOR EMILIO, COMPRA AL AM√ČRICA‚Ķ

El heredero lo pens√≥ seriamente pero por fin tom√≥ la decisi√≥n. Creyendo en que el equipo ya contaba con una afici√≥n fiel y que adem√°s era de la capital, ofert√≥ una propuesta irrechazable para Isaac Besudo, el due√Īo del equipo que desesperado acept√≥ la transacci√≥n. ¬°Y as√≠ en julio de 1959 el Am√©rica fue oficialmente adquirido por parte de Emilio Azc√°rraga y Televisa!

Lo que vino despu√©s fue la gloria total. Los Cremas se convirtieron el equipo m√°s importante del pa√≠s‚Ķ Y el m√°s ganador. Adquirieron a los mejores jugadores nacionales y de Sudam√©rica. Lograron haza√Īas incre√≠bles dentro de la cancha, formalizaron la rivalidad ante el chico bueno de la pel√≠cula, el Guadalajara, y lograron superarlo de punta a punta a lo largo de varias d√©cadas. Y bueno, el genial Manuel el Loco Vald√©s se consolid√≥ como el mejor conductor de televisi√≥n gracias a su simpat√≠a, habilidad y agilidad. Se adapt√≥ al paso del tiempo y marc√≥ pauta con su vestimenta estrafalaria, adem√°s de sus decenas de personajes en interpretaciones en la pantalla. ¬°La comicidad llevada al grado de locura era Manuel Vald√©s! Lo mismo disfrazado de solterona que de un lobo feroz pero de buen coraz√≥n. Sus discos y sus interpretaciones musicales son inmortales y vaya, hasta tuvo rock & roll con la mejor versi√≥n de Ver√≥nica Castro‚Ķ.

Despu√©s de escuchar las palabras del Che Ventura no dud√© en sentir emoci√≥n y alegr√≠a al m√°ximo. El rompecabezas de mi americanismo estaba completo y valor√© a√ļn m√°s todos esos programas de Don Manuel Vald√©s en los que se vitoreaba sin chistar a nuestro equipo y atr√°s de la pantalla bailaba a la par de sus locuras‚Ķ Por eso, ahora cada vez que me re√ļno con mis fraternos amigos universitarios y de pronto surge de nuevo la mofa y el escarnio sobre el origen de mi pasi√≥n hac√≠a las √Āguilas del Am√©rica sigo sin explicarles el porqu√© de nuestra grandeza. Solamente rio y con una gran sonrisa les canto: ¬°¬°¬°MI FAMILIA: AM√ČRICA, AM√ČRICA Y YA!!! TAN-TAN.

Martes, 06 Enero 2015 11:18
Publicado en Ra√ļl Galicia
Escrito por
Leer m√°s ... 0

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.