17 10 2017 02:03:37 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997

prox partido vs 10 VS apt 2017 GUADALAJARA

A+ R A-

Gustavo Sánchez (5)

diego reyes raul jimenez seleccion mexico 2017

La selección mexicana es motivo de orgullo para todos los aficionados al futbol.

Cuando juega el tricolor, el mundo se detiene por un momento y todas las gargantas se funden en una sola para unir a Águilas, Chivas, Zorros, etcétera en un mismo grito, el de México. Sin embargo, y más allá de que la mayoría disfruta a los 11, hoy de Juan Carlos Osorio, el hecho de ver a los surgidos de los propios equipos siempre será motivo de satisfacción.

Tradicionalmente América ha estado ligado a la selección, ya sea con jugadores en activo o con los formados en sus fuerzas básicas, y en los últimos tiempos no ha sido la excepción.

Tan solo en la última convocatoria de Juan Carlos Osorio para los partidos ante Trinidad y Tobago y Honduras hay 25 futbolistas y aunque varios ya no militan en el torneo nacional, la mayoría de ellos surgieron de las canchas mexicanas.

Así nos encontramos que las escuelas de Pachuca, América y Atlas son las que más jugadores aportan con 11 de los 25 futbolistas nominados, lo cual llama la atención, pues si bien es cierto Atlas desde hace más de dos décadas y Pachuca recientemente tienen fama de grandes formadores, a América generalmente se le critica el no jugar con elementos surgidos de sus inferiores.

Lo cierto es que la dinastía águila se vuelve a hacer presente en la selección con Guillermo Ochoa, Edson Álvarez, Diego Reyes y Raúl Jiménez para de esta manera ser junto a Pachuca el equipo que con más formados en sus filas aportan al tricolor.

Atlas, una tradición en la formación de jugadores, si bien tiene a tres en esta convocatoria, difícilmente llegarán todos, pues Hugo Ayala no ha sido constante en el proceso de Juan Carlos Osorio y aunque Jesús Corona y Andrés Guardado parecen tener el boleto a Rusia, el mundial del próximo año podría ser el último en sus carreras, caso contrario a los de Álvarez, Reyes y Jiménez.

Pachuca en cambio, vive una época de abundancia en lo que a formación se refiere, pues aunque Rodolfo Cota no parece tener mucha oportunidad de jugar con la selección, Héctor Herrera e Hirving Lozano son infaltables en este momento y Erick Gutiérrez de a poco comienza a ser constante en los llamados.

Lo cierto es que la generación de esta selección mexicana debe entenderse como una de las mejores y que curiosamente tiene su base en uno de los llamados grandes de la liga mexicana, el América que durante años fue criticado, pero que al día de hoy aporta más futbolistas formados en sus filas que Cruz Azul, Chivas o Pumas, equipos estos dos últimos famosos por enarbolar la bandera de los futbolistas jóvenes en México.

Mientras, que la pelota siga rodando.

Miércoles, 04 Octubre 2017 17:03
Publicado en Gustavo Sánchez
Escrito por
Leer más ... 0

miguel herrera y su momento

Por: Gustavo Sánchez. @Gusharris76.

Mucho se ha escrito y hablado de Miguel Herrera y su manera de comportarse y de dirigir a los equipos de futbol, pero lo que es innegable es que se ha vuelto en un personaje de la liga mexicana y del América, equipo al que parece hecho a la medida.

Herrera llegó en 2012 al América, más con incertidumbre que con blasones y lleno de cuestionamientos por una afición que se había acostumbrado a los nombres rimbombantes más que a los estilos de juego. Sin embargo, a todo mundo en ese momento se le había olvidado que después de Pasarella, fue justo Miguel Herrera quien puso de nuevo a Monterrey en la vitrina.

La carrera del famoso “Piojo” siempre ha estado marcada por su personalidad explosiva, cuando jugador protagonizó dos episodios que se quedaron grabaos en la memoria: la expulsión en el estadio Azteca con la selección nacional, que termina por costarle el mundial del 94 y aquella bronca monumental cuando enfundado en la elástica de Toros Neza terminaron a palos contra la selección de Jamaica.

Ya como entrenador sobran ejemplos por las que Herrera ha estado en boca de todos, que si porque sale mucho a los medios, que si porque se encaró con tal o cual comentarista o por sus comentarios post partido, incluso por las expulsiones debido a sus constantes reclamos a los árbitros.

Lo cierto es que la realidad al día de hoy dice que aquel defensa lateral de baja estatura, pero enorme temperamento, esta convertido en un director técnico con estilo, querido por sus futbolistas y sumamente eficiente. Tal vez el único “pendiente” sería tener más títulos de los que luce.

Herrera Aguirre es tan natural que llega a la médula del jugador, lo hace creer en él y en sus sistema y entonces explota las cualidades al máximo siempre en beneficio del equipo y la muestra está en que hizo lo que nadie ha logrado dese la instauración de los torneos cortos, fue líder en dos veces consecutivas, es decir si el campeonato mexicano se decidiera por tabla general, con los Xolos hubiese sido bicampeón.

Es un hecho que tras la abrupta salida de selección, Herrera vive el mejor momento de su carrera, pues en la vuelta al América le bastaron apenas 2 meses de trabajo para impregnar su estilo en un equipo que prácticamente es el mismo del torneo anterior, pero que no llegó a la liguilla. Hoy marcha segundo de la tabla y con un futbol sólido y con idea, algo que debe ilusionar a todos los aficionados americanistas.

Mientras, que la pelota siga rodando.

 

Martes, 29 Agosto 2017 13:33
Publicado en Gustavo Sánchez
Escrito por
Leer más ... 0

pablo aguilar remata 2017

¡Qué falta hacían Pablo Aguilar en el campo y Miguel Herrera en la banca!

Sí, así como se lee, el paraguayo en el campo y el mexicano en la banca, han demostrado en lo que va del apertura 2017 que eran el remedio que necesitaba un América con grandes aspiraciones, como debe ser.

Pablo Aguilar ha regresado por lo que era suyo, por lo que se ganó con base en el esfuerzo y en la entrega en cada partido y que tanta falta le hizo al equipo en la recta final del torneo anterior. Ese temperamento y liderazgo que imprime desde que pisa el rectángulo verde y hasta que el árbitro emite el último silbatazo.

Y la explicación es muy sencilla, Aguilar es el hombre que más juega desde que llegó al América, un promedio de 1500 minutos por torneo lo hicieron prácticamente inamovible desde que Antonio Mohamed dirigía al equipo, por lo mismo no debe extrañar que cuando Oribe Peralta no esta en el campo sea uno de los que portan con mayor merecimiento el gafete de capitán.

Del otro lado de la línea de banda, esta Miguel Herrera, quien desde mi parecer y sin apasionamientos de ningún tipo, esta convertido desde hace algún tiempo en el mejor director técnico mexicano.

Explosivo, expresivo y temperamental como ha sido siempre, hoy Herrera enseña una madurez que solo dan los años y los partidos dirigidos, se olvidó de pelear con los árbitros (aunque no de dialogar constantemente) y se dedicó a lo que mejor sabe hacer, entrenar y dirigir futbolistas. Aquel Miguel Herrera que perdió los estribos y que le costó su salida de la selección nacional, se diluye poco a poco, pero no por ello el que vemos cada tres días en la banca de América esta descafeinado, para nada.

La buena noticia para América es que hoy los dos están bajo el mismo escudo y que se han complementado uno al otro. Es más, de cierta manera y me atrevo a decirlo, Aguilar es un poco como Herrera cuando jugaba y Herrera tiene cosas que seguramente Aguilar tendrá si es que un día decide dirigir.

Ambos, se ganaron el respeto y el cariño de compañeros y rivales, a veces a patadas, a veces a gritos, pero siempre con el corazón por delante y con el honor como bandera. Los dos pueden ser criticados por cualquier cosa, menos por no dejar el alma en cada partido. Son, como lo dije antes, la combinación perfecta.

Por todo esto, yo soy de los que están convencidos de que el arranque de América en este apertura 2017, no es casualidad, es simple y sencillamente la resultante de encontrar y poner a los personajes indicados, y si no, al tiempo.

Mientras, que la pelota siga rodando.

Viernes, 18 Agosto 2017 13:10
Publicado en Gustavo Sánchez
Escrito por
Leer más ... 0

Ricardo Peláez

Por: Gustavo Sánchez @Gusharris76

Confirmada la salida de Ricardo Peláez no queda más que entender que el ex presidente deportivo del equipo más ganador de México ha logrado meterse en la historia del América con o sin la aprobación de los americanistas mismos.

Cuestionado desde su llegada al nido como presidente deportivo por su pasado necaxista que lo hizo abrazar los colores rojiblancos (vaya paradoja) Ricardo, nunca negó su americanismo, es más, casi podría asegurar que en estos cinco años al frente del equipo lo confirmó y aunque sé muy bien que tampoco dejará a un lado sus amores por el Necaxa, lo que ha hecho con América lo marcará para toda la vida.

Pocos personajes en nuestro país y muchos menos en América podrían jactarse de conseguir títulos como jugadores y como directivos, pues ya de por sí resulta complicado trascender en el campo, como para todavía hacerlo desde el escritorio y Ricardo lo hizo y de manera contundente.

Aun recuerdo las palabras de Peláez en su presentación como presidente deportivo en las que afirmaba que quería hacer del equipo el más ganador antes del centenario, afirmación que le valió cuestionamientos y muchas veces hasta críticas injustificadas, lo interesante es que lo cumplió, hoy el América no solo puede decirse el más grande como un ardid publicitario, sino lo hace con base en los títulos que se pueden observar en las vitrinas del club y que el propio Peláez se encargó, primero de desempolvar y luego de ampliar.

Podrá caer bien o mal, podrá parecernos simpático o no, pero lo cierto es que este lustro bajo la dirección de Ricardo Peláez se recordará como uno de los periodos más prolíficos del club pues desde el 2013 el equipo, pero sobre todo la afición americanista se acostumbraron a festejar por lo menos un título por año y por si fuera poco y solo como colofón, ha sido tal el manejo de Peláez Linares con los azulcremas que además de todo lo ya mencionado los dejará con una marca de más de 100 partidos al frente de la tabla de cocientes, algo que parece poca cosa, pero que para ello hay que ser muy regular en cada torneo.

En fin, Ricardo se irá y como siempre lo dijo él mismo la institución se queda, pero lo hecho por Peláez también, así que si hoy querido lector usted aun cuestiona el paso de Peláez como directivo americanista, permítame diferir, porque lo logrado por este hombre ya hubiesen querido muchos hacerlo.

Hasta pronto, Ricardo y mientras, que la pelota siga rodando.

 

Sábado, 29 Abril 2017 11:05
Publicado en Gustavo Sánchez
Escrito por
Leer más ... 0

vs unam 2017

Por: Gustavo Sánchez @Gusharris76

En el futbol hay dos condiciones básicas y esenciales, que parecieran lógicas, pero que no siempre se entienden: anotar más goles que el rival y que el oponente anote lo menos posible.
Sé muy bien que pareciera una perogrullada, sin embargo son conceptos tan básicos que por lo mismo pasan desapercibidos la mayor de las veces.
El paso casi perfecto que presume América en el actual Clausura 2017 en el estadio Azteca encuentra explicación en el segundo concepto: evitar que el rival haga daño, para que los delanteros azulcremas logren, con lo mínimo, sacar los puntos.
Desde la llegada de Ricardo Peláez a la presidencia deportiva, y salvo contadas excepciones, las águilas se han caracterizado por hacer de la cancha del Azteca una aduana casi infranqueable, donde, ya no se diga sacar puntos, sino hacer goles, es una labor titánica.
Resulta que en los 11 torneos bajo el mando de Peláez Linares fue justamente con Ignacio Ambriz como director técnico cuando la cancha del Azteca perdió su condición como aduana difícil, pues en el Clausura 2016 las porterías del coloso sufrieron castigo en 14 de las 22 veces que le marcaron a las águilas, y apenas el torneo anterior, se quedaron a 2 goles de esa cifra.
Anteriormente en dos ocasiones le marcaron 10 veces a las águilas en casa, lo que hasta el Apertura 2016 era la cifra más alta con Peláez al mando. Lo cierto es que la realidad que hoy viven los de coapa es el mejor torneo de los últimos 11, pues a tan solo 4 fechas de que termine el certamen regular las águilas y el polémico Marchesín, así como la defensa severamente parchada, han mantenido la puerta en cero, aunque de los 4 encuentros que le restan 3 serán en casa y 1 ante el Atlas, la cuarta mejor ofensiva del torneo.
Cierto es que se antoja difícil que América pueda mantener su valla invicta como local, pero la marca impuesta por Miguel Herrera en el Apertura 2013, no es un objetivo lejano. En aquella ocasión los azulcremas permitieron solo 4 goles en su campo, por lo cual y si se toma en cuenta los rivales que le restan, es muy alcanzable, pues solo Atlas, como ya mencionamos, esta por arriba de la media tabla de equipos con goles a favor. Querétaro es octavo, mientras que Pachuca es la tercera ofensiva menos productiva.
Mucho se podrá criticar el estilo de juego, y mucho más sería pretexto escudarse en las bajas (que desde luego han pegado) sin embargo, el buen comportamiento de la parte baja del equipo debe ilusionar a los americanistas, pues hay un viejo adagio que reza: “las ofensivas ganan partidos, las defensivas, ganan campeonatos”. Así que si usted me pregunta, amigo lector. En este momento yo sí prefiero que el equipo defienda como lo hace, porque los goles llegarán y con Oribe encendido, no tengo duda de que así será.
Mientras, que la pelota siga rodando.

 

Lunes, 17 Abril 2017 22:17
Publicado en Gustavo Sánchez
Escrito por
Leer más ... 0

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.