27 03 2017 10:39:20 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997

prox partido vs 12 VS CLS 2017 RIVAL rayados monterrey

A+ R A-
Andrés Arenas

Andrés Arenas (4)

Por Andrés Arenas

Mentiría si les dijera que no hubo un momento del juego de vuelta en que di todo por perdido y curiosamente no fue después de la injusta expulsión de Molina o del gol de Teófilo, sino cuando el juego rebasaba ya los 80 minutos y América carecía de claridad, situación que en mi opinión, a excepción de los tiempos extras, careció nuestro equipo en los 180 minutos restantes. Fuera de ello, y antes de analizar la enorme hazaña que logró América, les comento que pese a sentirme derrotado a 10 minutos del final, nunca perdí la fe en el equipo (no en el resultado en sí, si no en el América) y es que justo al medio tiempo cuando el panorama ya era bastante oscuro, recuerdo haber comentado en redes sociales que ganara quien ganara, sabía que América se iba a matar en el segundo tiempo, apelando a la sangre, raza y un “par de razones más” que nos han caracterizado históricamente a diferencia del opaco, deslucido y mezquino rival que enfrentamos.

Cuando cayó el gol de Aquivaldo al minuto 88, no me pregunten cómo o por qué, pero yo sabía que el milagro iba a realizarse, que pese a que el reloj era enemigo (más peligroso que todo lo que fue Cruz Azul en los dos juegos), íbamos a lograr la hazaña, el estadio lo sentía, Cruz Azul lo temía y América, con toda la enorme historia que tiene a cuestas, lo decretaría. Cuando vi a Moi yéndose a rematar en el primer tiro de esquina no dejé de imaginar un hipotético gol suyo, nada más alejado a la cordura, ¿no? Cómo un equipo que tiene un jugador menos durante casi todo el juego va a conseguir dos goles en los últimos cinco minutos, con el definitivo anotado por su portero… ¡¡Imposible…. ilusos americanistas!!! Fue justo en el segundo córner y de manera por demás fortuita y heroica que un iluminado, nuestro portero (mismo que estuvo debatiéndose entre la vida y la muerte a principios de año) empataría el global en el último segundo reglamentario y mandaba la definición a prórroga. Increíble. Apoteósico. Tengo más de 20 años viendo fútbol y nunca presencié algo igual.

A partir de ahí, pasara lo que pasara y sin afán de leerme mediocre, para mí América ya era campeón y digno de todo mi reconocimiento, pero afortunadamente con todo el envión anímico que resultó de tan loable hazaña, las Águilas fueron determinadas a buscar el triunfo en el tiempo extra, Cruz Azul estaba mental y emocionalmente aniquilado y de no ser por su máxima figura (JJ Corona) el juego se hubiese definido antes de los penales.

PENALES

América vs Cruz Azul está sólo debajo de América-Chivas en cuanto a importancia a nivel nacional, ver a dos equipos tan populares y ávidos de títulos no es cosa de todos los días, y por si fuera poco, el tránsito de ambos juegos fue como sacado del más trillado libreto Hollywoodense, vamos paso a paso:

-El juego se definió en penales. Más dramático, imposible.
-Cruz Azul eliminó de la Copa Mx el pasado mes de marzo al América justamente en tanda de penaltis ¿Dónde? En el mismo Estadio Azteca. Revancha.
-Aquella noche sólo un jugador erró su cobro, el colombiano Aquivaldo Mosquera (América), mismo que metió el primer gol en la final de vuelta e hizo pensar en el milagro. Se sacó la espina.
-Cruz Azul pudo liquidar el juego en el segundo tiempo pero en una jugada de rebotes el balón pega dos veces en el poste y no entra a la portería. Inaudito.
-América juega prácticamente todo el juego con un hombre menos y a 5 minutos del final consigue dos goles que llevan el juego a tiempo extra. Loable.
-El gol del empate global lo hace su portero. Increíble.
-El jugador de Cruz Azul que se resbala fallando el penal es el mismo que mereció ser expulsado en ambos juegos de la final e inmerecidamente permaneció en la cancha. Justicia divina.
-El jugador que metió el penal definitivo y le dio el título al América fue obra del jugador más criticado no sólo por el americanismo sino por el medio nacional. Todo es culpa de Layún.

Ganó el equipo que lo intentó, que siempre lo buscó y que fue superior en mente, cuerpo, alma y “dos razones más” durante los más de 180 minutos disputados. América sigue apelando a su grandeza, y a esa casta de campeón que siempre lo caracterizó. En mi próxima columna repasaremos precisamente más de esas historias que han encumbrado al equipo de Coapa como una escuadra especialista para este tipo de gestas. GRACIAS POR UNA NOCHE MÁGICA. ¡¡¡¡ VAMOS AMÉRICA…. SALUD, CAMPEÓN!!!!

@aarenass

Lunes, 27 Mayo 2013 17:55
Publicado en Andrés Arenas
Escrito por
Leer más ... 0

Por Andrés Arenas

Justo un sábado 18 de mayo (misma fecha que el juego del fin de semana anterior ante Monterrey) pero tiempo atrás, América nos regaló una de esas tardes épicas. Fue un 18 de mayo de 2002 cuando América derrotó a Pumas en CU y se calificó a la final (que a la postre ganaría), después de 11 años. Ahora, justo 11 años después, las Águilas hacen válida la cábala y se depositan en su cuarta final de liga en ¿¿cuánto tiempo??? Sí, en 11 años...

En mis últimas visitas al Estadio Azteca en liguilla, el equipo de nuestros amores no sólo no ganaba y quedaba en la orilla, sino que además su juego dejaba mucho que desear, como si se tratara de un partido de inicio de campeonato. Después de la ida en el Tecnológico el miércoles pasado, donde América dio a mi parecer el mejor juego de la temporada, dicho temor regresó, porque el fútbol se ha cansado de darme lecciones de que el que perdona, suele perder, y no se fue de mi mente dicha premisa al hecho de que pese a ser infinitamente superiores a Rayados en Monterrey, el equipo se había traído sólo un empate a dos, (resultado que hubiésemos firmado muchos antes del pitazo inicial), empate que nos supo a muy poco, recordándonos que un sólo gol de los regios en el Azteca, podría dejarnos fuera por tercer semifinal consecutiva.

Pero el sábado al llegar al Coloso de Santa Úrsula todo cambió. El hecho de sentir un ambiente distinto, (y no me refiero al de una semifinal, ya que he asistido a muchas en mis 28 años y pocas veces lo percibí), nos hizo recuperar la confianza que como americanistas hemos perdido en los últimos años, esta vez se respiraba un ambiente de optimismo poco visto en tiempos recientes, sin importar que el rival fuese el experimentado cuadro de Vucetich, el clima general de los más de 60 mil americanistas nos hacía soñar con la primer final desde 2007. No había marcha atrás, como lo dije en la columna anterior tanto para el Piojo como para el América, la tercera era la vencida.

Del juego no tengo que agregar más, el América nos regaló una tarde de alegría al superar con toda justicia a los Rayados, no obstante, la diferencia en el global debió ser más holgada a favor de los nuestros. Pareciera que estamos acostumbrados a sufrir de más.

LA FINAL….

Nos estuvimos deleitando días previos una hipotética final ante la Máquina por la rivalidad existente, por el presente de ambos equipos, y por la reciente eliminación en el torneo de Copa que catapultó a los Cementeros al campeonato y a tomar un nivel superlativo en la liga (mismo que los tiene merecidamente en la final). Deseo concedido, Azulcremas y Azules se medirán por tercera vez en una final por el campeonato (1-1 en el balance general) y definirán quién es el mejor equipo del Clausura 2013, al menos en nuestro sui géneris sistema de competencia.

Ambos equipos tienen un ayuno considerable en cuanto a títulos de liga se refiere, los Celestes no son campeones desde el 97 y nuestras Águilas desde aquella tarde mágica de 2005. En clásicos, y más en finales, no puede existir un favorito, y más tomando en cuenta el buen nivel que han presentado ambas escuadras en la liguilla, pero como siempre, seguiré apelando a la historia y a la casta de campeón que considero tiene nuestro equipo. América ha perdido sólo tres de los últimos 22 partidos ante Cruz Azul, el Piojo no sólo está invicto ante la Máquina desde que es entrenador azulcrema, sino que está por disputar su tercer final como entrenador, y siguiendo el mismo tenor, LA TERCERA ES LA VENCIDA… VAMOS CON TODO EL JUEVES 23 Y DOMINGO 26 DE MAYO !!! QUE TUS 11 JUGADORES 11 AÑOS DESPUÉS DE AQUEL PRIMER TÍTULO EN TORNEOS CORTOS NOS DEN LA MAYOR ALEGRÍA….!!! VAMOS POR NUESTRO 11° TÍTULO DE LIGA PROFESIONAL !!!!! VAMOS AMÉRICA!!!!

@aarenass

Martes, 21 Mayo 2013 11:30
Publicado en Andrés Arenas
Escrito por
Leer más ... 0

Por Andrés Arenas

Me complace escribir estas líneas después de que nuestro equipo continúa en camino al tan ansiado título y hoy nos encontramos a dos semanas de alzar nuestra hipotética onceava estrella liguera desde que el fútbol mexicano se profesionalizó. Del juego de cuartos de final, ¿qué puedo decir?! Se sufrió de más ante unos muuuuuuy limitados Pumas, a mi parecer, una de las versiones más pobres que recuerde de los universitarios en liguillas.

Lo preocupante es justamente esto, ¿cómo un equipo tan pobre nos hizo estar con las manos sudorosas más de 70 minutos del juego en el Azteca?  Fuera de los detalles que hay que corregir (como la mentada falta de puntería de nuestros jugadores, ya que esta eliminatoria debió terminar 8 a 1, NO EXAGERO) se debe a mi parecer a lo injusto del sistema de gol de visitante. Sí, es cierto que le puede dar más emoción a los partidos y que obliga a los visitantes a buscar el arco rival, pero es una injusticia castigar a los equipos que lo hicieron mejor en temporada regular. Más que nunca, importa un reverendo rábano cómo terminas durante cuatro meses y medio la campaña, lo único importante es quedar entre 8 de 18 equipos y tener una buena racha para poder ser campeón: premio a la mediocridad, sólo en México.

Pero en fin, las cartas están echadas, así son nuestras reglas y en semifinales sólo se encuentra uno de los cuatro mejores equipos de la campaña regular: nuestro América, quien entra estadísticamente como el gran candidato al título, pero quien se encuentra también, en vísperas de enfrentar la historia, misma que le favorece en un balance general, pero que le es cuestarriba en fechas recientes.

Nuestro rival en semifinales será el flamante tricampeón de Concacaf, Rayados de Monterrey, un equipo de bajo la dirección técnica del “Rey Midas” de nuestro fútbol, Víctor Manuel Vucetich, ha alcanzado un nivel superlativo y una regularidad envidiable desde que asumió su gestión en 2009. En estos cuatro años, Vuce, ha ganado dos ligas y tres torneos de Concacaf , además de un subcampeonato liguero en 2012, datos por demás destacados que posicionan a los regios como un peligrosísimo escollo a enfrentar en nuestro camino al título.

Águilas y Rayados se han enfrentado seis veces en liguillas con tres series ganadas por equipo, lo dramático aquí es que las últimas tres series sido precisamente para los norteños y aún quedan huellas de dos muy recientes: 2009 y 2012, donde América no sólo quedó eliminado, sino que ni siquiera pudo vencer a Monterrey en ninguno de los cuatro encuentros disputados, anotando un solo gol. Esto, aunado a la abismal diferencia en el palmarés de los entrenadores, en las cuales “Vuce” ostenta 13 trofeos entre Copa, Liga y Concacaf, mientras que el “Piojo” sigue sin campeonar con dos subcampeonatos a cuestas (precisamente cuando dirigía a Monterrey en 2004 y 2005).

Las estadísticas recientes son poco favorecedoras, pero habrá que apelar a la historia general y a la raza que ha distinguido durante décadas a este club para pensar que se puede. La tercera es la vencida, tanto en los América-Monterrey recientes, como para el Piojo, que lleva dos liguillas en Coapa sin pasar de semifinales.

Hace un año cuando Rayados nos echó en semifinales lo vi como algo obvio, ya que América se encontraba en el comienzo del tan hablado proyecto Peláez-Herrera, y que nos hayan llevado a la antesala de la final después de tan desastrosas campañas al mando de Bauer, resultó un buen negocio, incluso varios de nosotros  reconocimos que Monterrey era un equipo superior al cual difícilmente se le iba a superar. Hoy en cambio, debemos entender que no existe otro éxito que no sea el pase a la final; hoy puedo decir que América es favorito y que no hay marcha atrás; hoy puedo asegurar que en  nuestra mediocre y sui géneris liga, no importa que América sea estadísticamente el mejor equipo de 2012-2013 si no se consigue pasar de ronda; hoy puedo confiar y repetir, amigos, que la TERCERA ES LA VENCIDA y AMÉRICA SERÁ FINALISTA.

¿¿Ustedes qué opinan??


¡¡¡VAMOS AMÉRICA!!!

Lunes, 13 Mayo 2013 17:10
Publicado en Andrés Arenas
Escrito por
Leer más ... 0

Por Andrés Arenas

Con la serie de cuartos de final a disputarse esta semana entre Águilas y Pumas a la vuelta de la esquina, mucho se cuestiona en las previas si este juego debe ser catalogado como Clásico, para considerarlo se basan principalmente en el encono que existe entre ambas aficiones, que dicho sea de paso, son de las más apasionadas y fieles del país. Algunos puristas americanistas, o incluso el mismo Director Técnico azulcrema, no aprueban dicha premisa, argumentando que los Clásicos son frente a Guadalajara, y en menor medida ante Cruz Azul; mientras que otros, aluden no solamente al ambiente que envuelve las gradas un América-Universidad, sino también al que se siente dentro de la cancha, tema que tiene raíces desde fuerzas básicas.

Clásico o no, el Águilas-Pumas tiene historia, sólo hay que darle una checada a lo que este tipo de partidos, directa o indirectamente, han propiciado para los anales del fútbol nacional.

-Antes de la construcción del Estadio Azteca, América jugó muchos años en la ahora casa de los Pumas.

-Enrique Borja, otrora talento Puma, es emblema del americanismo y es considerado uno de los mejores delanteros que han vestido la camiseta azulcrema.

-El primer juego de Universidad en primera división fue ante América. Duelo que ganaron los de Coapa 2-0 en 1962.

-América-Pumas o Pumas-América es la combinación que más veces se ha dado en una final del fútbol mexicano desde que existen liguillas. Tres en total, Las Águilas ganaron dos y los universitarios la restante.

-En la final del 85, primera de las tres que disputaron estos cuadros, se tuvo que definir el campeón en un tercer juego tras sendos empates en el Azteca y CU. El juego tuvo lugar en Querétaro donde los de Coapa, ante una polémica actuación del árbitro Joaquín Urrea, se coronaron ganando el partido 3-1. Ha sido la única vez en la historia del balompié nacional que se disputan tres juegos para definir al campeón.

-Previo al título de las Águilas en 2002 que rompió una sequía de 13 años sin campeonar, América había jugado su última final de liga ante Universidad, duelo que ganaron los auriazules con gol de “Tuca” Ferreti. Pero 11 años después, los azulcremas volvieron a una final (que a la postre ganarían), eliminando en semifinales a Pumas en CU, serie que por cierto, fue la última que disputaron a ambas escuadras en una liguilla.

-América y Pumas disputaron el último trofeo “Campeón de Campeones”, par de juegos que distinguirían al mejor equipo del año. Las Águilas vencieron a los universitarios con global de 2-1.

-América y Universidad son los únicos equipos de México que han ganado la Copa Interamericana. Los azulcremas lo hicieron en dos ocasiones, mientras Pumas, una.

Por supuesto, habría que añadir la enorme pizca que el antiamericanista #1 en este país, el Sr. José Ramón Fernández, puso para condimentar esta rivalidad. Joserra, confeso aficionado de los Pumas y detractor de la empresa dueña del América, ha arrojado durante décadas toda su aversión a los colores azulcrema por su rivalidad con Televisa, generando entre sus simpatizantes, un creciente odio al americanismo y a lo que representa.

Y ¿qué representa? Mucho se habla de la antagónica filosofía empresarial de ambos cuadros (y digo empresarial, porque lo futbolístico está única y exclusivamente en la cancha). Pumas por su lado, se jacta de sacar talento a decenas y respetar la cantera sobre la cartera, además de representar a la Máxima Casa de estudios (nada más alejado a la realidad, pues una cosa es la UNAM y otra el Club de fútbol); mientras que América irradia poder, arrogancia y hacer lo que sea por conseguir su objetivo único: títulos. Es decir, cartera sobre cantera.

Argumentos como para considerar este juego de mucha rivalidad, sobran. Si le preguntamos a los auriazules no dudarán en responder, pues sin afán de ofender, de este juego viven cada seis meses (o en este caso, tres veces en un mes), pero a ustedes hermanos americanistas, fuera del hipotético pase a semifinal y del camino al tan anasiado título, ¿les parece este duelo digno de ser nombrado como Clásico?

Esta será la sexta ocasión que se verán las caras en una serie de eliminación y/o definición directa en disputa del título. América ha ganado cuatro de las cinco anteriores, mientras Universidad solamente una.

¡¡¡VAMOS AMÉRICA!!!!

Lunes, 06 Mayo 2013 17:37
Publicado en Andrés Arenas
Escrito por
Leer más ... 0

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.